Los españoles reconocen los beneficios que aporta la tecnología conectada

News Release

Más de un tercio de los españoles encuestados estaría más dispuesto a comprar productos conectados si contaran con una garantía extendida de dos años.

Madrid, 10 de octubre de 2019 – Los españoles se muestran positivos sobre la tecnología conectada, según un estudio de Assurant, Inc. (NYSE: AIZ), proveedor líder mundial de soluciones de vivienda y estilo de vida que apoyan, protegen y conectan las principales compras de los consumidores. El estudio «The Connected Now» de Assurant, una continuación del informe «The Connected Future», realizado en 2017 por la compañía, encuestó a más de 5.500 personas en Francia, Alemania, Italia, España y el Reino Unido para descubrir sus puntos de vista sobre la tecnología y el futuro conectado.

Más de tres cuartas partes de los encuestados en España (76 %) creen que la tecnología de consumo conectada a Internet ha mejorado la vida de los usuarios, lo que la convierte en la segunda posición dentro de los cinco países europeos encuestados. El ahorro de costes encabeza la lista de beneficios de las personas y el 30 % lo cita como la ventaja que más les importa. El siguiente motivo es la tranquilidad, para el 22 %.

El grado de ansiedad sobre la tecnología conectada se ha reducido en los últimos dos años, pasando a ser un tema de menor interés. Las principales preocupaciones en esta área son el robo de identidad, con un 92 %, y el uso indebido de los datos recopilados por los servicios web, con un 90 %.

Cuando se trata de productos conectados específicamente, las principales frustraciones que experimentan los consumidores tienen que ver con los precios: el 12 % ha tenido que gastar mucho dinero en reparar un producto en el pasado y un 17 % teme que un producto conectado se rompa y su reparación o reemplazo pueda ser costosa.

El estudio de Assurant también revela que muchos compradores potenciales son más propensos a continuar con la compra si los productos conectados están acompañados de servicios de valor añadido. El mayor incentivo sería que se les ofreciera una garantía extendida de dos años. De hecho, el 38 % confirmó que de esta manera estarían más propensos a comprar productos conectados, un porcentaje ligeramente más alto que el promedio europeo, 34 %.

El seguro contra robo, pérdida o daño es el siguiente incentivo más importante, con un 21 % de los españoles encuestados que manifiestan que sería un motivo más de peso para comprar los productos.

Marco Prada, Director General de Assurant Europa Central y del Sur, comenta: «El mundo que nos rodea está cada día más conectado y la tecnología desempeña un papel importante en los productos y servicios que utilizamos. Ayudar a los consumidores a comprender mejor las ventajas de un estilo de vida conectado, junto con facilitar la disponibilidad de productos de apoyo y protección, es un paso importante para promover su implementación».

Asimismo, añade: «Cuando las personas deciden invertir en dispositivos conectados, los productos de soporte y protección adicionales pueden ayudar a proporcionarles una mayor tranquilidad. La mayoría (68 %) espera que los dispositivos tecnológicos conectados duren al menos cuatro años, lo que está en consonancia con la media europea de los países encuestados. La combinación y entrega de soporte técnico y protección ampliada a productos mejorará la intención del consumidor de comprar y adoptar un estilo de vida más conectado».

Sobre el estudio
Datos de opinión cuantitativos obtenidos de un panel de N = 5.502 encuestados a través de un cuestionario web doble opt-in distribuido por correo electrónico. La participación está restringida a los adultos encuestados (mayores de 18 años) que tengan un smartphone y cuenten con un dispositivo móvil. Se ha utilizado un muestreo simple para cubrir las cuotas de participación demográfica y asegurar así el equilibrio de la muestra. Estas encuestas se han realizado anualmente durante tres años consecutivos - noviembre de 2018, diciembre de 2017 y diciembre de 2016 - utilizando prácticamente el mismo instrumento de análisis (con actualizaciones menores cuando ha sido necesario para mantener la relevancia contemporánea). Los análisis estadísticos se han empleado en todas partes; por ejemplo, para identificar y descartar datos de baja calidad de las muestras crudas, se han establecido segmentaciones de mercado e identificado correlaciones multivariadas.